top of page
  • Foto del escritorCamins del Priorat

La Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres: un viaje sagrado del Masroig

En el corazón de Cataluña, entre las colinas ondulantes y los paisajes verdes del Priorat, se encuentra un lugar de profunda espiritualidad y antigua devoción. La Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres, o la Ermita de Nuestra Señora de los Pinares, se erige como un lugar de paz en el pueblo de El Masroig en el corazón del Priorat.


Este es un paraje de peregrinación y devoción milenaria situado en un entorno natural impresionante, rodeado de densos bosques de pinos y montañas majestuosas. Esta antigua ermita ha sido un lugar sagrado de culto y oración durante siglos.


En esta publicación, le descubriremos la historia detrás de esta ermita del Priorat que representa un bien cultural de la zona y que da nombre al apartamento que se encuentra en la tercera planta de Camins del Priorat.

 


Realización de la misa con la imagen de la Mare de Déu de les Pinyeres
La Mare de Déu de les Pinyeres ha sido venerada como protectora de los bosques y los pastores | Foto de Rogelio Portal


La historia de la Virgen


La historia de la Ermita Mare de Déu de les Pinyeres está envuelta en leyenda y devoción popular. Se dice que la imagen de la Virgen fue descubierta en el siglo XIII por un pastor que encontró una talla de madera de la Virgen María entre los pinos. Conmovido por el hallazgo, llevó la imagen a su pueblo y construyó una pequeña ermita en el lugar donde se encontró.


Desde entonces, la Mare de Déu de les Pinyeres ha sido venerada como protectora de los bosques y los pastores, invocada para proteger los rebaños y bendecir las cosechas. Su fiesta se celebra en El Masroig (Priorat) el fin de semana después de Pascua y atrae tanto a peregrinos como los habitantes del municipio que acuden para rendirle homenaje y pedir sus bendiciones

 

La peregrinación anual a la Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres


Cada año, 7 días después de Pascua los peregrinos del Masroig se congregan en la Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres para participar en la emocionante peregrinación nocturna. Con velas en mano, cantos de devoción y el sonido de campanas, los fieles recorren los senderos hasta llegar a la ermita, creando una atmósfera de reverencia y alegría.


El ambiente es mágico y conmovedor con una sensación de comunidad y espiritualidad que se palpa en el aire. A medida que los peregrinos avanzan por los caminos boscosos, se detienen en los pequeños altares decorados con flores y velas, donde rezan y dejan ofrendas a la Virgen.


La llegada a la ermita es un momento de gran emoción y fervor. Las campanas suenan en señal de bienvenida mientras los peregrinos se arrodillan ante la imagen sagrada, ofreciendo sus oraciones y agradecimientos. Una misa solemne se celebra en honor a la Virgen, seguida de una procesión alrededor de la ermita con la imagen de esta llevada en andas. Al finalizar la procesión, se reparten bendiciones y se comparten comidas y bebidas tradicionales en un ambiente festivo y fraternal.


Niños y niñas con vestidos tradicionales catalanes bailando
La fiesta de la Mare de Déu de les Pinyeres se celebra el fin de semana después de Pascua | Foto de Turisme Priorat

Una experiencia de fe y tradición


Para los fieles y peregrinos, la visita a Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres es una experiencia profundamente espiritual y conmovedora. Es un momento para conectarse con lo divino, para ofrecer gratitud y para pedir protección y bendiciones. También es un momento para celebrar la rica tradición y cultura de la zona.


Para los visitantes y curiosos, la Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres ofrece la oportunidad de sumergirse en la historia y la espiritualidad del pueblo de El Masroig y de Cataluña. Es un lugar donde la naturaleza y lo sagrado se entrelazan y donde la fe y la tradición se viven con intensidad y belleza.


En última instancia, la Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres es mucho más que una iglesia en las montañas del Montsant. Es un lugar de encuentro entre lo terrenal y lo divino, un santuario de devoción y esperanza que ha perdurado a lo largo de los siglos y sigue siendo un faro de fe para aquellos que buscan consuelo y bendiciones en sus vidas.


La Ermita de la Mare de Déu de les Pinyeres es uno de los lugares de El Masroig que no se puede perder. Y, si necesita alojamiento para su escapada rural a la comarca catalana vinícola, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

Comentarios


bottom of page